2.04.2013

Series: Awkward. You're welcome.


Yo también he caído, lo reconozco. 'Awkward.' no es ni mucho menos, una serie que me pudiese llegar a llamar la atención, la culpa de todo la tuvo el anuncio de promoción en la MTV. Sí, sí, ese de '¿Team Jake o Team Matty?', que tras pasar mi umbral de cansinismo necesitaba urgentemente conocer con cuál de los dos tipos se quedaba esa tal Jenna. Sin perder un minuto localicé las dos temporadas, en inglés por supuesto (porque el doblaje en español es una tortura), y me hice con ellas. En cosa de tres días, me había fulminado los 24 capítulos. Una muestra bastante gráfica del grado de enganche que he tenido con esta serie.

Pero volvamos a 'Awkward'. Se trata de una serie adolescente, con actores de veintitantos que interpretan a personas de 15, que se centra en un instituto, donde no falta la protagonista marginada, la mejor amiga pesada y que habla por los codos, la amiga china, la mala-malísima y popular, la tonta y por supuesto, los guaperas de turno. Entonces, ¿qué es lo que tiene esta serie de diferente? Todo. Una serie fresca y divertida, que le da una vuelta de rosca a las típicas series de instituto, avanzando en una trama simple (¿Con quién se quedará Jenna?) y tocando otros temas más serios como abusos en las aulas, el alcohol o las drogas.



Todo comienza cuando Jenna (Ashley Richardson) en un alarde de dramatismo adolescente tiene un "accidente" en el cuarto de baño. Todo el mundo sólo ve un intento claro de suicidio y Jenna pasa de ser la chica invisible a ser la más popular del colegio pero, no precisamente por lo que a ella le hubiese gustado. Cuánto más se esfuerza en negarlo, más se creen que así ha sido.

Jenna está enamorada de Matty (Beau Michaoff), un guaperas y un tanto cabrón, que mientras ella busca sacar a luz la relación, más se encarga Matty de esconderla. Esto deriva en las mil y una ralladas mentales de Jenna, que normalmente suelen acabar en situaciones aún más disparatadas. Aquí es cuando entra en escena Jake (Brett Davern), la antítesis de Matty. Es delegado de clase, popular, atento, sensible y no se averguenza de nada, en definitiva, el buenazo. Ahora Jenna tiene que elegir.


Los grandes descubrimientos para mí han sido, sin duda, la orientadora, Valerie Marks (Desi Lydic) y la malvada Sadie (Molly Tarlov). La primera, porque está loca y casi es ella la que necesita una orientadora y, la segunda, lo resumo en una frase: "You're welcome". Es imposible no reírse con ellas.

En definitiva, al final, le he cogido cariño a Jenna y casi, casi, sus desgracias, las he vivido como mías. Así, se ven fácilmente los 24 episodios, uno detrás de otro. En el ultimo momento, que sabes perfectamente a quién va a escoger, igualmente te quedas con la cara a cuadros, esperando que sea un sueño, pero no, ésa es de verdad la elección final. No obstante, Jenna también se da cuenta de que igual no era la mejor opción y te dejan caer, en el último segundo del último capítulo, que igual se ha arrepentido. Así que no te queda otra que esperar con impaciencia a que comience la tercera temporada. Conclusión: serie recomendable para pasar un buen rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...