2.10.2012

Entrevista a Francisco Miguel Espinosa | FINALISTA RELATO CORTO JOVEN 'EL FUNGIBLE'

Después de una semana reaparezco y lo vuelvo a hacer con otra entrevista, la de esta semana para el periódico GENTE. Muy, muy, interesante de hacer. Ésta podría decirse que es la 'versión extendida' de la que he publicado, porque como siempre me pasa, el papel me limita demasiado. Espero que os guste tanto como a mí me gustó hacerla. Francisco Miguel solo tiene 22 años, pero sorprende y mucho. He tenido la oportunidad de leerme 'Malos y cobardes' para la entrevista y puedo secundar claramente la opinión del jurado. Es uno de esos pequeños textos que caen en tus manos por casualidad y te sorprende, lo recomiendo. Ahora me quiero leer Chica Snuff (que se puede leer en su blog y que recomiendo que echéis un vistazo, cuenta con algunos relatos subidos) y me ha picado la curiosidad con las cuatro pinceladas que me dio sobre XXI, su segunda novela publicada. Eso sí, esta no es una literatura apta para todas las sensibilidades...  


«En la literatura hay mucha mojigatería, yo soy más de que el lector se incomode»


Francisco Miguel Espinosa por Alejandro León 
Sorprende que detrás del relato ‘Malos y cobardes’ esté un joven escritor de apenas 22 años. Un texto ingenioso, cínico y violento que presenta a un protagonista de pensamientos un tanto descarados (y que pueden ruborizar a más de uno) en un conjunto de situaciones que rozan el absurdo. Elementos perfectamente compaginados que bien podrían formar los fotogramas de una película de cine negro. Con dos novelas ya en el mercado y algunos premios a sus espaldas, Francisco Miguel Espinosa es el finalista del XX Premio de Relato Joven El Fungible, cuya presentación tuvo lugar esta semana en el Centro de Arte de Alcobendas.

¿Cómo surge la historia de ‘Malos y cobardes’?
El relato está completamente improvisado, surgió en una sola noche. Tampoco tenía claro de qué iba a escribir. Cogí un folio, me puse a ello y lo mandé… sabía que este premio tenía un gran reconocimiento, había leído relatos de otras ediciones y lo mandé un poquito a la aventura... No me esperaba ganador.
Una historia marcada por un lenguaje afilado y sin embargo, bien vista por el jurado...
Algo parecido me ocurrió al presentar otro relato titulado ‘Chica Snuff’ y con el que gané el Premio Arte Joven de la Comunidad de Madrid. Era de este estilo, muy deslenguado y hubo gente que me dijo que al leerlo le había dado muy mala sensación… justo lo que buscaba. Pienso que hay mucha mojigatería en la literatura y yo soy mucho de intentar que el lector se incomode.
Por tanto, se podría decir que te gusta provocar...
Sí, me gusta provocar, pero porque a la gente le gusta que le provoquen. A los lectores que no le gustan este tipo de libros después disfrutan cuando los leen. Prueba de ello es que un jurado me ha concedido estos premios.
¿En qué te inspiras a la hora de escribir?
No suelo inspirarme ni en mi vida, ni en personas cercanas. Me suelo inspirar en cosas que no he vivido y que me gustaría o en situaciones que me parecen demasiado surrealistas para que las viva alguien. Esto es lo que ocurre en ‘Malos y Cobardes’.
¿Te identificas con los personajes de tus obras?
Tengo una relación especial con ellos porque los he creado yo pero, no son una parte de mí. Es posible que alguno tenga inconscientemente parte de mi personalidad pero no, no suelo hacerlo. Cuando escribo lo que intento es que el personaje tenga una verosimilitud propia, por eso casi siempre escribo en primera persona. Me gusta que tenga una voz propia, que se defienda. Cuando alguien me dice que mis textos son demasiados crudos o que hay personajes míos que son increíblemente machistas, yo siempre contesto que sí, pero que ese es el personaje, por lo tanto que le rindan cuentas a él, no a mí, que soy el autor.
¿Sigues algún tipo de rutina?

Mi rutina es un poco lo que decía Bukowski: “Para ser un buen escritor hay que levantarse al mediodía, beber mucha cerveza y escribir lo justo”. Fuera de bromas, no tengo una rutina muy clara. Ahora mismo, con mi nueva novela, sigo una dinámica de estar durante toda la semana unas tres o cuatro horas diarias escribiendo y después descansar otra y revisar lo que llevo escrito.
Una vez tienes que tienes la idea para escribir un nuevo texto, ¿cómo es el proceso?, ¿te lanzas de lleno a escribir o hay algún tipo de preparación previa?
Normalmente cuando me llega una idea siempre tengo el principio y el final. El resto va saliendo solo. Me siento, comienzo a escribir el principio y después paso al nudo casi de manera natural.
¿Has sufrido alguna vez el conocido ‘bloqueo del escritor’?, ¿cómo lo superas?
Sí, me ha pasado alguna vez. Primero, me desespero. Yo normalmente tengo muchísimas historias en la cabeza. El problema está en encontrar la voz y cuando me atasco, voy a otra cosa. Me pongo a escribir un relato, un guión… me aparto de la novela, dejo que repose, y cuando vuelvo a ella ya he encontrado el punto. Ahora mismo estoy en una web de escritores, Paraiso4, y ahí siempre hay algo que escribir. Cuando dejas de escribir lo que te puede pasar es que te acostumbres al ocio, y yo solamente soy escritor. Lo mejor es no parar.
¿En qué momento te diste cuenta que querías ser escritor y por qué?
Desde que tengo memoria siempre he escrito pero no tenía la pretensión de ser escritor. Cuando tenía 15 años decidí que quería ser actor y me apunté en un grupo de teatro. Poco tiempo después reconocí que no era lo mío. A los 18 años fue cuando conocí a mi novia y le enseñé algunas cosas que había escrito. Fue entonces cuando ella me dijo, "¿y por qué no escribes algo más?" En ese momento llevaba tres años sin escribir una palabra. Comencé a escribir relatos, colgaba esos mismo textos en un blog que me hizo un amigo y de repente, el día de navidad de 2008, comencé un relato que se empezó a hacer largo y largo. Esa fue la primera novela que publiqué, 'Encerrado'. Después llegó la segunda, XXI.
¿Es difícil hacerse un hueco siendo escritor?
Cuando empiezas siempre piensas que tu libro va a ser el bombazo del mes y bestseller en España. Y casi nunca es así… los autores que son bestseller la mayoría tardan cuatro o cinco libros en convertirse en autores de nombre. Yo tengo un amigo que siempre dice que esto de ser escritor es una carrera de fondo, lo importante es aguantar esa carrera. Y quién lo hace es el que gana, no el que 'sprinta' desde el principio, porque luego se cansa. Es difícil, pero a veces la literatura te da una alegría, como este premio.

Para esta profesión, ¿es necesario algún tipo de formación o eres de los que piensan que ya viene de fábrica?
No lo considero indispensable, pero creo que viene bien para perfeccionar. La formación básica con la que empezar y que no hace falta mucha inversión es leer mucho y de muchos géneros. Yo mismo he publicado dos novelas sin tener ningún tipo de formación académica, pero sí considero indispensable que hay que tener una cierta inquietud a la hora de probar cosas.
¿Qué le dirías a esos jóvenes escritores que una y otra vez no encuentran el éxito al presentarse a un concurso? 
Hay que ser muy autocrítico. Si has escrito algo malo hay que ser muy humilde y darse cuenta de que a lo mejor, no eres el próximo Pérez Reverte. Yo he recibido a veces críticas muy duras con relatos y creo que hay que aprender de ello, huir del llamado ‘ego del escritor’. Todo lo que escribo primero lo lee mi novia y alguna vez me ha dicho, “mira, esto no está a la altura” y he sido consecuente con ello. Ahora mismo cualquiera puede abrirse un blog y ser escritor pero ser escritor, no es eso. Escribir es utilizar la literatura de una manera responsable, consecuente e imaginativa. Hay que estar dispuesto a pelear, tragar mucho y si alguien te dice que no es bueno, piénsatelo. Hacer caso a las críticas buenas pero muchísimo más a las malas. Es cuestión de escribir muchísimo. Hay personas que escriben un relato e inmediatamente lo mandan a concurso. Yo no lo hice hasta 40 relatos después. Retocar hasta alcanzar casi la perfección o por lo menos intentarlo. No fue mi caso con 'Malos y cobardes' pero reconozco que esta no es la manera de hacer las cosas, fue cuestión de suerte.
¿Que opinión tienes sobre las descargas ilegales?
Creo que se está utilizando muy mal Internet. Escritores como Stephen King regalan muchas novelas cortas en su web, lo que después repercute en que el público se lo agradezca comprando su libro. Que una novela tenga el precio de 28 euros me parece un abuso muy grande. No obstante, hay editoriales que están poniendo sus libros a precios bajos. Su margen de beneficios es poco, pero saben que un libro a un precio bajo vende mucho porque a la gente le gusta leer.
¿Próximos proyectos?
Este año probablemente publique una novela con seudónimo. Entiendo que pueda molestar a algunos, pero hay un motivo. A ver qué ocurre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...