2.17.2013

Crítica: 'Ruby Sparks'

"No pude verte cuando estabas ahí y ahora que te has ido, te veo en todas partes"

Cuando vi el tráiler de ‘Ruby Sparks’, sabía que era una película que tenía ver. En 2006, Dayton y Faris crearon el maravilloso mundo de la pequeña Miss Sunshine, con unos personajes que a día de hoy aún me cuesta olvidar. Es posible que ‘Ruby Sparks’ no llegue al nivel de la anterior (y es que lo dejaron muy alto) pero aún cargada de elementos más que conocidos y manidos tales como el amor, el bloqueo literario y las musas y, la chica alocada que se cuela en la vida de un chico solitario (manic pixie dream girl); tenemos como resultado una historia fresca, divertida y simpática, alejada de las típicas comedias románticas.

Calvin (Paul Dano) es un chico solitario, su única compañía es su hermano, su perro y su psicoanalista. Además, es escritor, y aunque vive aún de las sobras de la fama que le dio su primer libro, ahora debe seguir escribiendo pero, como todo buen novelista, llegó a su vida el temido bloqueo del escritor. Es en este momento cuando su psicoanalista le sugiere escribir acerca de alguien que aprecie a su perro (también un tanto especial y clave en la historia) y en consecuencia, le aprecie a él también.

Así, Calvin comienza a escribir sobre Ruby Sparks, la chica pelirroja de sus sueños. Y no puede parar. No puede parar de escribir sobre ella. Un día, Ruby le sorprende en el vestíbulo de su casa. No puede ser cierto pero Ruby (Zoe Kazan) ha pasado del papel a la realidad y revoluciona su vida. Calvin ha creado a su imagen y semejanza a la chica perfecta.

Sin embargo y como ocurre en la vida, todo se tuerce según pasan los días, el amor idílico y perfecto desaparece y entra en juego la rutina, letal, las discusiones, encontronazos y monotonía. Es en este momento cuando Calvin tiene que decidir entre dejar a Ruby ser tal como es o seguir escribiendo su vida. ¿Tenemos que cambiar realmente a la persona que queremos para que una relación funcione a nuestra manera?



En general, la cinta me ha gustado mucho. Sí es verdad que al principio Ruby me recordaba en cada fotograma a otra vieja conocida, Summer, de ‘500 días juntos’ y que hay algunas partes que se hacen repetitivas. Sin embargo, el giro oscuro y dramático que toma la historia justo antes del final hace que merezca la pena. Asimismo, me gusta el final, abierto, que hace que te cuestiones una y otra vez la historia, intentando atar cabos, pensando si es una cosa o lo otro, o que si simplemente, todo fue producto de la imaginación. Tampoco me puedo olvidar de Paul Dano y Zoe Kazan, la química que tiene dentro y fuera de la pantalla (si no me equivoco, siguen siendo pareja en la vida real). Además, fue ella misma quién escribió el guión de la película. Y por supuesto, no me puedo dejar a unos cuantos secundarios memorables, como la madre de Calvin y que recuerda un poco a “la hierbas”, Anette Bening, y el alocado padrastro, Antonio Banderas, que le dan un poco de humor al asunto.

En Film Affinity le he dado un: 7.


4 comentarios:

  1. Llevo meses… descontando días… por tenerla entre mis manos. En la fnac a partir del 15 de marzo. A mí, me encantó.
    Qué bien que hayáis vuelto!
    Un saludo,
    alba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces ya queda muy poquito! me alegro de teneros otra vez por aquí de vuelta y espero que nos sigáis leyendo mucho ;)
      Besos Alba!

      Eliminar
  2. Peli bastante chula. Si te gustó, te recomiendo "Stranger than Fiction" (2006) y "Adaptation" (2002), dos grandes historias sobre escritores, crisis creativas y personajes literarios que viven entre la realidad y la ficción.
    Un abrazo,
    ivan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso dicen, que esta peli bebe mucho de esas dos. Me lo apunto.
      Besoos!

      Eliminar

Gracias ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...